Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. Más información

 
×
Buscar
Mis favoritos 0
Borrachuelos

Borrachuelos

Compartir

El dulce malagueño por excelencia recibe este nombre por llevar vino entre sus ingredientes. Su elaboración, aunque larga, es sencilla y puede hacerse de dos formas: con relleno de cabello de ángel o de batata dulce. A pesar de que se consumen durante todo el año, los borrachuelos tienen un par de citas a las que no pueden faltar, Navidad y Semana Santa. ¡Y están para chuparse los dedos!


Receta elaboración

Tiempo

120 minutos

Categoría

Dulces y postres

Ingredientes

  • 1 kg de harina.
  • ¼ de vino blanco seco.
  • ¼ de vino dulce.
  • 1 copa de anís.
  • Cabello de ángel.
  • 2 cucharadas de ajonjolí.
  • La cáscara de una naranja rallada.
  • El zumo de dos naranjas.
  • Aceite de oliva para freír.
  • Azúcar.

*Estas cantidades están indicadas para ocho comensales.

Descripción

El dulce malagueño por excelencia recibe este nombre por llevar vino entre sus ingredientes. Su elaboración, aunque larga, es sencilla y puede hacerse de dos formas: con relleno de cabello de ángel o de batata dulce. A pesar de que se consumen durante todo el año, los borrachuelos tienen un par de citas a las que no pueden faltar, Navidad y Semana Santa. ¡Y están para chuparse los dedos!

Paso a Paso

1. Calentar el aceite de oliva en una sartén grande y, en él, freír la cáscara de naranja para, después, añadir el anís y el ajonjolí. A continuación, verter los vasos de vino y agregar el zumo de naranja previamente colado.

2. Echar la harina lentamente hasta formar una masa, mezclar y colocar dicha masa en la encimera para trabajarla y dejarla en una masa fina. Taparla con un paño y dejarla reposar media hora.

3. Coger un trozo de masa del tamaño de una nuez y aplastarlo con la mano hasta que quede fino.

4. Rellenar el borrachuelo con cabello de ángel (o batata dulce, en su defecto) y cerrarlo con la ayuda de los dedos y un tenedor. Repetir el proceso con el resto de pasteles.

5. Calentar aceite de oliva en una sartén y sumergir los borrachuelos para freírlos.

6. Colocar los pasteles en un plato con papel de cocina y rociar de azúcar. Para concluir, cambiarlos de plato y espolvorear un poco más de azúcar al final.


Galería