Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. Más información

 
×
Buscar
Mis favoritos 0
Algatocín
Compartir
Información
Visitas destacadas
Cómo llegar
Más información
Historia
Gastronomía
  • De blancas calles y verdes sierras, Algatocín te espera para descubrirte el encanto de la herencia morisca y la riqueza ecológica de la Serranía de Ronda. Este municipio se encuentra a lomos de la sierra que separa los ríos Genal y Guadiaro, y es un destino ideal para los amantes de la naturaleza y la gastronomía. Su peculiar estructura urbana, de origen árabe, se escalona y se adapta a la pendiente del terreno, componiendo calles empinadas, estrechas y sinuosas. Y entre estas calles descubrirás edificios del siglo XVIII con escudos heráldicos y una gran vegetación cuidada por los vecinos de Algatocín.

    EN ALGATOCÍN NO PUEDES PERDERTE

    MONUMENTOS

    Cuenta la leyenda que sobre el antiguo palacio de la princesa Algotisa, hija del segundo rey moro de Ronda, se construyó la iglesia de Nuestra Señora del Rosario. Este templo originario del siglo XVI es uno de los edificios más importantes de Algatocín. Es fácilmente reconocible porque la bóveda de su torre campanario es de cerámica. En su interior aloja una imagen de San Francisco de Asís en madera policromada del siglo XVIII.

    Desde la ermita del Calvario se abre un mirador con vistas al valle del Genal y a los municipios vecinos de Alpandeire y Faraján. Otro enclave panorámico es el Mirador del General, a tan solo un kilómetro del centro de Algatocín. Desde este punto podrás ver al valle del río, Alpandeire, Faraján, Jubrique y Genalguacil.

  • Algatocín se encuentra a 134 kilómetros de la ciudad de Málaga. Para llegar en coche, es recomendable coger la A-7 hasta Manilva y, a la altura de este pueblo, tomar el desvío en la A-377, que conecta con la A-369 hasta Algatocín.

    Desde Ronda, lo más rápido es coger la A-397, que enlaza con la A-369.

  • RECURSOS NATURALES

    Conviviendo con sus vecinos descubriremos que este pueblo es un ejemplo del respeto por la naturaleza. Este amor por la vegetación lo encontraremos también en las calles del pueblo, llenas de plantas, flores y huertas a cada paso. El entorno natural que rodea a Algatocín, con el verde de castaños, encinas y alcornoques, es ideal para realizar actividades y deportes en la naturaleza. Un paseo por los alrededores te hará descubrir a los jabalíes, zorros y conejos, o escuchar el canto del cuco y el ruiseñor.

    FIESTAS POPULARES

    Si quieres disfrutar de un Algatocín vestido de gala, te recomendamos visitar el municipio a principios de octubre, cuando se celebran las fiestas de la Virgen del Rosario, la patrona local. Los pasacalles y los bailes, además de la procesión de la Virgen, están asegurados.

    En febrero tiene lugar el Carnaval y la Fiesta de la Candelaria. Durante esta fiesta, y antes de la salida en procesión de la Virgen, se presentan en Misa a los niños nacidos durante el año anterior y se bendicen roscas de pan. Otras festividades religiosas celebradas en Algatocín son el Corpus Christi y la romería del 15 de mayo en honor a San Isidro.

    Es tradición que durante las Fiestas de San Juan, el 24 de junio, los vecinos llamados Juan o Juana repartan sangría a todos los asistentes. Y que la semana anterior a Nochebuena los algatocileños se despierten cada día a las 6 a.m. para anunciar la llegada de la Navidad cantando villancicos. Esta curiosa tradición se llama Las Mañanitas.

    GASTRONOMÍA

    Al acercarnos a las cocinas de Algatocín descubriremos que los elementos esenciales de su gastronomía son el aceite de oliva, los productos de la huerta y el pan horneado con leña. Platos como los guisos con hierbas silvestres, ollas serranas o guisos de conejos, la tortilla de acelga y gazpacho campero, son solo algunos de los platos que te animamos a probar en tu viaje.

    Pero Algatocín también es conocido por sus embutidos, chacinas y productos cárnicos elaborados de manera tradicional. En cuanto a la repostería, destacan las gachas de harina con miel de caldera, los alfajores, los pestiños y la meloja.

  • Historia

    Los restos arqueológicos encontrados en Cerrogordo confirman que el municipio de Algatocín estuvo habitado por el ser humano desde la época romana. La fundación del pueblo actual, sin embargo, se remonta al periodo musulmán. La historia documental de la villa arranca con el asentamiento en estas tierras de la tribu bereber Al Atusiyin.

    Diego Vázquez Otero asegura que Algatocín se situó inicialmente en la vertiente del río Guadiaro. Cuando la localidad se trasladó a la meseta que hoy ocupa, fue residencia de la princesa Algotisa, hija de Abomelia, segundo rey moro de Ronda. De su nombre podría proceder la denominación de esta población serrana, según la tradición oral.

    Algatocín fue conquistada por las tropas castellanas a finales del siglo XV y sus tierras quedaron repobladas por cristianos viejos. Algunas décadas después se construyó la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Rosario, que hoy se alza como la construcción más relevante de la villa. Dos centurias más tarde se edificaron las casas dieciochescas que existen en el pueblo con fachadas porticadas y escudos heráldicos.

  • Las cocinas de Algatocín cuentan con un protagonista indiscutible, el aceite de oliva, aunque también destacan los productos de la huerta de temporada y el pan horneado a leña. En primavera llegan los guisos con tagarninas, hinojos, collejas o espárragos trigueros, mientras que el resto del año se degustan el potaje de garbanzos, los guisos de conejo o los embutidos de cerdo.

    El espectáculo de los dulces está, además, muy vinculado a la tradición morisca y entre sus ingredientes nunca faltan la canela, la matalahúva y el ajonjolí, acompañados de almendras o nueces. Las gachas de harina con miel de caldera, los alfajores, los pestiños y la meloja son irresistibles.

Enlaces de interés


Más información

Características

  • Habitantes (501-1.000)
  • Zona de interior

Mapa e indicaciones

Continúa tu experiencia en la Costa del Sol