To provide you with the best experience on this website, cookies are used. By using the site it's assumed that you're happy with our use of cookies. However, you can change your cookie settings at any time. More info on cookies.
Allow cookies
 
Tajo de Ronda | Comarca Serranía de Ronda | Provincia de Málaga y su Costa del Sol

Frigiliana

Ubicación

Axarquía – Costa del Sol

  • Añadir Frigiliana a tu itineario

Vista de Frigiliana - Provincia de Málaga y su Costa del Sol.

Haz clic para ampliar las imágenes de debajo:

Datos de interés de Frigiliana

Superficie: 40 Km2

Número de habitantes: 3.071

Gentilicio: frigilianenses. Apodo: aguanosos.

Visitas Destacadas: iglesia de San Antonio, reales pósitos, Palacio de los Condes de Frigiliana (ingenio azucarero), ermita del Ecce Homo, murallas del Castillo de Lizar, Palacio del Apero, El Torreón, la Fuente Vieja, el barrio mudéjar y el Museo Arqueológico.

Situación Geográfica: al este de la comarca de la Axarquía, en las estribaciones de la Sierra de Almijara. El núcleo urbano se halla a más de 430 metros sobre el nivel del mar, dista 56 kilómetros de la capital de la provincia y sólo 6 de Nerja. La zona registra un índice pluviométrico anual en torno a 600 l/m2 y la temperatura media es de 18º C.

La vertiente sur de la Sierra de Almijara conforma una parte del municipio de Frigiliana, y es esta zona la que presenta una orografía más compleja y rica en contrastes, con picos que sin llegar a las alturas de aquel macizo montañoso sobrepasan con holgura los 1.000 metros, como la Sierra de Enmedio (1.164 m) o se le aproximan en el caso de El Fuerte (976 m).

El río Chillar marca el límite de este municipio con el de Nerja, y su afluente el Higuerón, en las llamadas Hoces del río Higuerón, le añade a estas tierras uno de los rincones naturales más llamativos de todo el entorno, que junto a los tajos y desfiladeros del propio río Chillar dibujan un mapa paisajístico incomparable. Las huertas escalonadas que desde el pueblo inician su descenso hacia el litoral, entre el manchón blanco del caserío y el azul del Mediterráneo al fondo, es otra de las características de una zona que permanecerá en la retina del viajero por mucho tiempo.

Lo más probable es que el visitante que se acerque por primera vez a Frigiliana tenga una idea preconcebida de la villa, pues no en vano en ella confluyen muchos de los tópicos que incesantemente se aplican al típico pueblo andaluz de montaña que mira al mar. En este caso todos los tópicos se cumplen e incluso son superados por una sensación inmaterial de tan difícil explicación como de fácil percepción y que tal vez nadie acierte a identificar si no es recurriendo a otro tópico: el embrujo.

Tópicos aparte, el casco antiguo de Frigiliana está considerado como uno de los que mejor conservan en toda la provincia su primigenia estructura morisca. Su anárquico trazado –anárquico bajo la visión del siglo XXI- lleva al visitante de sorpresa en sorpresa: volúmenes arquitectónicos insospechados, calles, callejones, pasadizos cubiertos, escaleras, flores y plantas hasta en los lugares más inverosímiles, mezcla de olores de oculta procedencia, historia antigua en la cal reciente…, y una vez fuera de la intimidad y de lo angosto de sus calles, la anchura de un soberbio paisaje sobre la Costa del Sol Oriental.

Los vestigios hallados en 1987 en la Cueva de los Murciélagos atestiguan la presencia del hombre en este territorio desde finales del Neolítico (3.000 años a.C.) hasta el Calcolítico o Edad del Cobre (2.000 años antes de nuestra era). De la posterior cultura del Algar también hay un menhir que testifica que el hombre de esa época anduvo por esta zona, y muy cerca del casco urbano se sitúa la necrópolis de Cerrillo de las Sombras, correspondiente a la época fenicia (siglos VII-VI a.C.).

Los romanos ocuparon este territorio en el 206 a.C. mediante pactos con la población autóctona, y Frigiliana quedó incluida en el Conventus de Gades. Y de los romanos procede el nombre de la villa, que deriva de Frexinius (un personaje del que nada se sabe) y el sufijo ana, que indica procedencia, es decir, lugar o villa de Frexinius.

Desde la llegada de los árabes a la península en el año 711 hasta finales del siglo IX, cuando se construye la fortaleza, poco se sabe del devenir histórico de Frigiliana salvo que estuvo bajo el liderazgo de Omar Ben Hafsun, y que durante los siglos XIII-XV formó parte del reino nazarí. La villa se rindió a las tropas cristianas en 1485 sin derramamiento de sangre.

Pero poco a poco, los moriscos fueron desposeídos de los escasos derechos que tenían (cultivaban los peores terrenos, se les prohibió hablar y escribir su lengua y vestir sus atuendos habituales), hasta que estalló la rebelión morisca en las Alpujarras, duramente reprimida por los cristianos. Los moriscos de la Axarquía y de los Montes de Málaga, a la espera de la ayuda prometida por Aben Humeya desde las Alpujarras y también del norte de África, se refugiaron en El Fuerte de Frigiliana, donde se reunieron unos 7.000 de ellos.

El 28 de mayo de 1569, el corregidor de Vélez inicia un primer asalto con el nefasto balance de 20 muertos y 150 heridos entre las tropas cristianas. En esas fechas navegaban por el Mediterráneo 25 galeras de los tercios de Italia, a las que el corregidor de Vélez pidió ayuda para aplastar a los sublevados de Frigiliana. En esta ocasión fueron 6.000 hombres los que se enfrentaron a los moriscos, quienes a pesar de su resistencia, fueron vencidos el 11 de junio de 1569. Hubo 2.000 muertos y 3.000 cautivos entre los vencidos (huyeron otros 2.000), y 400 muertos y 800 heridos entre los vencedores.

La batalla del Peñón de Frigiliana ha sido reproducida a modo de romance de ciego en unos paneles de cerámica vidriada creadas por Amparo Ruiz de Luna que pueden verse actualmente en varios lugares el pueblo.

Desde esa fecha hasta el siglo XIX, las desgracias se concatenan sobre Frigiliana, y cuando no es la peste la que diezma la población es una tempestad la que acaba con los cultivos, o un terremoto, o la filoxera que ataca las vides o un brote de fiebre amarilla el que causa estragos. No será hasta la llegada del turismo cuando Frigiliana, como el resto de la Costa del Sol, entre en una época de prosperidad y asentamiento económico y social.

Cómo llegar

Hay que tomar la autovía del Mediterráneo (A-7; N-340) dirección Motril, y poco antes de llegar a Nerja, adentrarse en la MA-105, que desemboca directamente en Frigiliana.

Ruta gráfica completa: http://bit.ly/da8WSA

Información turística

Frigiliana
Oficina De Turismo, Cuesta del Apero, 8
Frigiliana
Málaga
29788

Tfno.: +34 952 53 42 61

Fax: +34 952 53 42 61

Buscador de municipios

Pueblos

Nombre
Ubicación
Facilities
Características

Ofertas especiales

  1. Ofertas de empresas de Turismo Activo

    Los 101 municipios de la provincia de Málaga permiten vivir...

  2. Ofertas de Centros de Spa y Bienestar

    La provincia de Málaga y su Costa del Sol posee un amplio...

Tu itinerario

Tú haces tu propio viaje.

Clica en Añadir a Mi itinerario y añade un destino a tu cesta.

  • Logo Andalucia
  • Ir al site de Renfe
  • iberia
  • Flamenco y verdiales
  • Síguenos en:
  • Costa del Sol en Twitter
  • Costa del Sol en Facebook
  • Costa del Sol en Pinterest
  • Costa del Sol en Instagram
  • Google+
  • Costa del Sol en Wordpress
  • Costa del Sol en Youtube

Patronato de Turismo Málaga - Costa del Sol - Plaza de la Marina, nº4 - 29015 Málaga - Tel: +34952126272 - Fax: +34952225207 - info@costadelsol.travel

Entidad adherida a Confianza Online